Inicio Mundo Novelero No creerás como luce “La Usurpadora” 18 años después

No creerás como luce “La Usurpadora” 18 años después

COMPARTIR

A veces los seres humanos cuando se nos abre la puerta de éxito somos tan prepotente que hasta que no logramos echarlo todo a perder no nos quedamos tranquilos y a esto se le  llama obstinación.  Cuando un ser humano  que tiene suficiente inteligencia, amigos y familiares que en algún momento  te dan un consejo para poder mejorar tu vida o simplemente no equivocarte pero tú sigues en tu obstinación hasta que te estrellas es imperdonable.

Esto pareciera que es lo que le paso a Gabriela Spanic esa hermosa muchacha que salió de un certamen de Belleza con todos los caminos abiertos y la suerte la acompañó.  Inmediatamente después de haber salido del certamen comenzó a trabajar en la televisión de su país como actriz de telenovelas donde los productores le vieron demasiado futuro.

Las producciones que hizo se internacionalizaron, pues en esa época las novelas tenían que ser un éxito en su país para poder ser vendidas a otros y así  los actores poder tomar fama y contar con la posibilidad de trabajar en otros países.  Este fue el caso de Gabriela por su belleza y condiciones histriónicas fue requerida den Estados Unidos donde trabajó en varias telenovelas hasta que fue requerida por México para hacer un remake de La Usurpadora.

Esta novela donde ella hace un doble papel de la hermanas Bracho con el también famoso actor Fernando Colunga  se convirtió en todo un éxito y ella con él.  Pero  comenzó a querer mejorar su apariencia que ya era muy buena por no decir excelente.  Al realizarse su primera cirugía comenzó la frenética obsesión que ha degenerado en lo que es hoy.

Parece un experimento de un cirujano al que se le fue la mano estirándose la piel de la cara, no deja de ser bella pero ya sus facciones terminan siendo tan exageradas que se parece a una muñeca sin expresión propia,  por esto tiene graves problemas de trabajo pues los productores de telenovelas en México ya no la toman en cuenta y pareciera que internacionalmente tampoco.  Ahora se dedica al teatro que es donde si ha conseguido  oportunidades de trabajo.

Es lamentable que por la exageración, esta excelente actriz se haya cerrado las oportunidades de trabajo al no tener  el horizonte claro de parar a tiempo en su loca carrera de cambiarse todo.  Seguramente  en algún momento la volveremos a ver en la televisión y  ojalá sus problemas se arreglen para poder seguir disfrutando de su    excelente trabajo.

 

COMPARTIR